¿Quiénes son Emilia y Filipito?

Emilia y Filipito son dos aves maría lucías o mulatas, representadas en dibujos animados. Son promotores de iniciativas del mundo ecológico, ambiental, artístico, social y comercial, sin ánimo de lucro y apasionados promotores de la cultura y conciencia ciudadana. Hoy día, tienen su propio contexto estilístico, en el que se recrean un sin número de situaciones cotidianas, apropiadas de un discurso y de un lenguaje singular. Sus historias son una fuente de inspiración que conducen a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, al mejor ser, saber, hacer y convivir, para poder tener del mundo, las mejores posibilidades que ofrece la nueva cotidianidad de la vida.

Historietas de
Emilia y Filipito en tiempos de pandemia, de COVID-19. Estas historietas han
sido publicadas en las redes sociales de Emilia y Filipito.

Emilia y Filipito, son aves de la especie Quiscalus Mexicanus, más conocidas como maría lucías o maría mulatas; son paseriformes (aves que tienen forma de gorrión). La mayoría de las veces, se les confunde como cuervos, pero esta especie, no guarda ningún parentesco con éstos, sin embargo, defienden como fieras a sus semejantes cuando se ven amenazadas por otras especies, incluyendo al hombre; es por esta razón, que la marca SantoMarto las asume como sus mascotas, por su sentido de pertenencia y amor propio por los suyos.

Emilia, como toda hembra María Lucía, es de color café, estudiante de último semestre de Comunicación Social de una prestigiosa universidad en Santa Marta, y actualmente, se encuentra en práctica profesional protagonizando microreportajes sobre la ciudad. Se caracteriza por ser altiva, alardea de tener parentesco con todos los personajes que han hecho historia en Santa Marta; además, afirma en uno de sus microreportajes, ser sobrina del Libertador Simón Bolívar y del Fundador Rodrigo de Bastidas.

La maría lucía Filipito, aparece en sus microreportajes, saboteándolos de una manera particular, pero con acciones y mensajes que tienen mucho trasfondo para la otra cara de la ciudad, la clase popular. Emilia, reconoce que sus intervenciones y juicios, a veces son merecidos y por eso los deja salir a la luz pública. Por su parte, Filipito, como toda María Lucía macho, es de color negro azul tornasol, representa al costeño que con mucha dificultad terminó el bachillerato, pero que paradójicamente, le fue mejor en las pruebas de estado que a Emilia, quien no lo supera aún.

Emilia y Filipito, son considerados por los seguidores de sus historias y aventuras, como dos personas reales que mágicamente cobran vida a través de la cotidianidad de sus estilos de vida y formas de ser; adicionalmente, estos curiosos personajes se conciben de cuatro maneras: muñecos de trapos en etapa juvenil y gráficos en todas sus etapas de la vida, ovípara, polluelos o pichones, niños, adolescentes, adultos y ancianos.  

 La Dirección de Investigación e Innovación de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, en el año 2013, llevo a cabo un concurso nacional de proyectos de investigación docente, ocupando Emilia y Filipìto el primer puesto.   

Actualmente, participan en campañas y eventos, sus seguidores los persiguen para tomarse una foto con ellos, todos quieren tenerlos como mascotas y han participado en jornadas ambientales, campañas de prevención del cáncer de seno, ferias de emprendimiento, etc.  Desde sus principios han tenido una apretada agenda por diferentes ciudades del país y el mundo.

La Fundación Avon, organizó en el año 2014, un concurso en el que Emilia y Filipito, aliados con la Fundación Corazón Rosa, participaron protagonizando mensajes de prevención y detección temprana de cáncer de seno o mama. Gracias a Emilia, la Fundación recibió un aporte de 120.000.000

Ponencia de Emilia y Filipito en el IX Congreso Intrnacional Sociedad y Patrimonio, en Valladolid – España. Año 2014.

Para el año 2016, Emilia y Filipito en alianza con el Asilo Sagrado Corazón de Jesús de Santa Marta, vivieron su etapa anciana, con el propósito de promover semanas temáticas de donación. 

Mesa redonda con Emilia y Filipito en IV Congreso Internacional de Cultura Visual, llevado a cabo en la Pontificia Universita della Santa Cruce, Roma – Italia. Año 2018.

Emilia y Filipito en etapa ovípara, el huevo de Filipito tiene grabada el escudo del equipo de fútbol el Unión Magdalena; mientras el de Emilia, tiene grabado flores cayenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.